Debajo de un buen colchón siempre hay una gran base

1399203967xkp

 

Uno de los elementos importantes que forma parte en nuestro descanso son las bases, ya que en ellas se asienta el colchón. Tener una buena base garantiza una columna vertebral sana y sin problemas, favoreciendo así la posición correcta de la misma y manteniendo el colchón en las condiciones adecuadas. Es importante tener en cuenta que un colchón nuevo sobre una base vieja se estropea antes, por lo que se recomienda renovar el sistema de descanso al completo.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de bases. A continuación te las detallamos con sus características:

 

Somieres

Un somier es un soporte flexible sobre el que se coloca el colchón. Consiste en un bastidor metálico o de madera sobre el que se encastran transversalmente una serie de láminas de madera u otro material. Las de madera suelen ser de haya o, en su gama más económica, de chopo. También se fabrican somieres con láminas de fibra de vidrio aunque están menos extendidos. En las medidas de matrimonio, el bastidor dispone de larguero central. La firmeza del somier dependerá del número y anchura de láminas de que disponga.

 

Bases tapizadas

La base tapizada es una superficie construida partiendo de una estructura metálica sobre la que ponen un tablero de madera y recubren con una tela que le da estética. Es un soporte muy duradero. Si buscamos sensación de firmeza, una base tapizada es muy recomendable, excepto para el colchón de látex pues no permite la transpiración.

 

Camas articuladas motor

Estan diseñadas para dar al equipo de descanso un valor añadido, pudiendo incorporarlas para ver la televisión o leer en la cama, levantar ligeramente las piernas para favorecer si lo necesita la circulación y un correcto descanso, o para personas que por distintos motivos tienen que estar largo tiempo en la cama

Este tipo de somier necesita un colchón de látex o un colchón de núcleo flexible para su correcto funcionamiento, un colchón demasiado grueso no permitirá hacer correctamente las articulaciones, y un colchón de muelles se deformará.

Canapés

El canapé es una estructura que sirve de soporte al colchón. Consiste en una superficie lisa que se asienta sobre una estructura metálica. El canapé se tapiza con varias telas pudiendo tener una utilidad decorativa o funcional.

En el mercado existen distintos tipos de canapés: fijos, con cajones, abatibles… De todos ellos, los más completos son los canapés abatibles, pues permiten aprovechar al máximo el arcón inferior y conseguir una capacidad de almacenaje extra en cualquier estancia.

También les puede interesar :

Canapés

Canapés

Camas con motor

1292255492owf

Somieres

1292255457mjh

Cama blanda o dura

Colchones de dureza media para combatir los dolores lumbares

Espalda

 

La creencia extendida de que los colchones duros son la mejor elección para las personas con dolores lumbares se ha visto cuestionada por los resultados de un experimento desarrollado por investigadores de la Fundación Kovacs de Palma de Mallorca y el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Una de las necesidades primordiales del cuerpo humano es descansar ya que, cuanto más profundo y sin interrupciones sea el descanso, mayor será el efecto reparador y renovador del sueño.

Hay varias causas que evitan obtener un sueño de calidad interrumpiendo la fase REM  del sueño. Una de ellas es la presión que ejerce la superficie de descanso sobre nuestro cuerpo, hasta el punto de obligarnos a cambiar de postura una y otra vez. Ese movimiento provoca un microdespertar que nos hace salir de la fase de sueño profundo. La adaptabilidad de algunos materiales elimina  la presión de la superficie de descanso sobre el cuerpo, permitiendo mantenerse más tiempo en la fase óptima del descanso. No obstante, hay que tener en cuenta que el sueño es una fase activa y necesita una serie de movimientos “naturales” durante el mismo; por esto es conveniente evitar superficies de descanso que provoquen la sensación de encajonamiento ya que, la necesidad natural de movimiento del cuerpo, al verse impedida provoca también el abandono súbito de la fase REM del sueño.

 

Los especialistas en descanso han comprobado que el colchón óptimo para descansar debe ser de dureza media. Los colchones de dureza media obligan a dormir más tiempo en postura fetal, lo cual puede mejorar también los dolores de espalda.